The Wish Quarter – CHAPTER 2

Devi’s house fue nuestra primera parada pero nuestros caminos se separarían a la mañana siguiente y era extraño pensar que nos fuésemos a volver a encontrar.

Ryan se dirigía a Trincomalee, una zona del noreste de Sri Lanka con playas de ensueño y plagado de guest houses! por tanto las probabilidades de encontrarnos no eran demasiado halagüeñas. Nosotros en cambio nos quedábamos un día más en Polonaruwa. Un día en el que recorrimos las ruinas en bicicleta, un día mágico en el que volví a sentirme pequeña, sentí la libertad de ir a dos ruedas y de que un camión casi me atropellase, pero me lo pasé como una enana!

IMG_1763

El trayecto hasta Trincomalee no fue lo que se puede decir “cómodo”, tardamos más de 6 horas en recorrer 112 km… Y es que Sri Lanka no se caracteriza por tener un sistema de carreteras lo que viene a ser avanzado. Son carreteras de doble sentido que cruzan todo el país y hay que dar gracias de que están asfaltadas. Así que macuto a la espalda nos aventuramos a coger primero un van que nos dejó en el centro de Polonaruwa, un autobús de locales y otro autobús, también de locales, que finalmente nos dejó en la estación de Trinco (e de hacer un inciso: muchos de los autobuses de locales en ese país no conocen lo que es el aire acondicionado y mucho menos los usuarios… Pero bien sabe Dios que yo lo eché de menos y mucho). Con ese bochorno propio de los países tropicales a las dos de la tarde y con el sol pegando como nunca, llegamos a la estación. Hambrientos y sudorosos nos juntamos en un corro a decidir cuál sería el próximo paso, mientras mi amiga Pati, como GRAN oteadora que es, oteaba el horizonte, a la que gritó:

– Ese no es Ryan??!!!-
– Qué!??!

y sí… efectivamente una cabecita rubia resaltaba frente al resto de personas que le rodeaban, tanto por el color como por la altura, no había duda, era él!!! Como podía ser? Otra vez?? Ese día empecé a pensar en el destino seriamente. Corrí, como si de una una película romanticona de Hollywood se tratase mientras gritaba “RYAAAAAAN!” …

Ese día nos sorprendimos de habernos encontrado una vez más, me alegré de que se diera la vuelta y fuera él (os podéis imaginar que si recorreis 10 metros corriendo y gritando un nombre y resulta ser otra persona, tus amigos, por muy amigos que sean, se van a reir, y mucho). Al fin y al cabo en ese momento no éramos más que dos desconocidos, que se entendían (más o menos si yo agudizaba mi oído y él hablaba despacio) y que el destino había querido juntar una vez más.

IMG_1812

Sri Lanka es conocida como SERENDIPITY, es una palabra que no encontraremos en el diccionario de la Real Academia Española. Proviene del inglés “serendipity” y en este caso se define la isla como un lugar en el que encuentras cosas que no has venido a buscar; casualidad; coincidencia…  puede ser que en nuestro caso esa descripción se ajuste completamente a nuestra realidad.

tumblr_lr9lpmINEE1qzjor8o1_500

Continuará…

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s