Blackfish

Ayer tuvimos uno de esos sábados “modo ameba“, hicimos más bien poco porque la edad no perdona y salir el día de antes hasta tarde es lo que tiene. Lo más interesante que hicimos, y no es poco, fue ver “BLACKFISH“, un documental dirigido por Gabriela Cowperthwaite sobre ballenas asesinas que os recomiendo encarecidamente. No sólo entiendes mejor por qué las ballenas deben estar en su hábitat y no encerradas en micro piscinas que poco o nada se parecen a su hogar , sino que además te explica el entramado de los zoológicos y cómo prefieren ganar dinero a la seguridad de sus empleados y al bienestar de los animales que en eso debe consistir ese negocio. E ahí el problema, que es un negocio y como tal la ética y la moral brillan por su ausencia, como es el caso de “SeaWorld” entre otros muchos. Porque no sólo hablamos de ballenas, sino de delfines, focas y otros mamíferos marinos separados de sus familias y obligados a realizar shows diarios, a vivir en piscinas que no son lo suficientemente grandes y que merman su salud.

El documental refleja la desinformación absoluta de los empleados y cuidadores de las ballenas, dicen que las ballenas viven 30 años y está demostrado que viven lo que un humano! Se sabe que las ballenas asesinas son  uno de los mamíferos más inteligentes de todo el reino marino, se organizan en manadas, son sociales tal y como lo somos nosotros, cada manada tiene sus costumbres, su propio dialecto e incluso su propia dieta, no todas comen lo mismo (unas se alimentan únicamente de peces y otros comen pingüinos, otros mamíferos, focas, etc.)

FISH FUN FACT: Lo que nosotros conocemos por orcas, también se les llaman ballenas asesinas porque lejos de lo que la gente suele pensar no son ballenas, son de la familia de los delfines y son voraces cazadoras, siempre lo hacen en manada y pueden incluso matar a ballenas que les duplican el tamaño. En cautividad y debido a su gran capacidad emocional recuerdan si se les maltrata y pueden causar la muerte de sus cuidadores como ya ha ocurrido en numerosas ocasiones, sin embargo, en el medio natural jamás han provocado daño a humanos.

Sinceramente os recomiendo que lo veáis, ¡el saber no ocupa lugar! y cerrar los ojos ante las cosas no nos hace ningún favor.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s